La participación ininterrumpida del trabajo de varios investigadores nicolaitas, brigadas de alumnos y docentes, así como los habitantes de las comunidades de Colola y Maruata en las costas michoacanas, han logrado revertir los efectos de extinción de la tortuga negra, lo cual habla de la necesario trabajo en equipo, con unidad y constancia para aplicar el fruto de la investigación que se origina en la Casa de Hidalgo al servicio de una causa común: la conservación de la biodiversidad, afirmó el rector Medardo Serna González.

Durante el acto de inauguración de la Primera Reunión Internacional sobre Tortuga Marinas del Pacífico Oriental, en el marco del Centenario de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y la 4° Reunión Nacional sobre Biología y Conservación de Tortugas en México, el rector hizo énfasis en el trabajo de los investigadores fundadores del proyecto de rescate de la tortuga negra: los doctores Javier Alvarado Díaz y Carlos Tena Morelos, quienes al lado de las comunidades costeras lograron en 35 años revertir la tendencia de extinción de dicha especie marina, indicó.

La Universidad Michoacana está comprometida con las problemáticas efecto de la depredación de la civilización y el cambio climático -enfatizó Medardo Serna- ante el grupo de casi 200 investigadores y alumnos de diversas partes del país y del mundo, ya que si se resuelven los problemas en el presente, se está construyendo para el futuro.

De igual forma el rector nicolaita reconoció la participación de las instancias gubernamentales de los tres órdenes de gobierno, que buscan mantener un desarrollo sustentable, protegiendo la biodiversidad, desde la academia, la Casa de Hidalgo contribuirá de manera permanente a formar jóvenes con una actitud propositiva innovadora y comprometida con su entorno, dispuestos a participar de manera activa en la solución de los retos de la sociedad y el país.

El coordinador del programa de protección a la tortuga marina en la Casa de Hidalgo y de ambos eventos académicos, Carlos Delgado Trejo, recordó que en los últimos 40 años las poblaciones de las diversas especies de tortugas marinas en el país han tenido cambios sustanciales.

Muchas se han recuperado gracias al empeño de investigadores de todas partes del mundo evitando la extinción en los años 70 de la tortuga Lora y en los 80 de la tortuga negra, ambos proyectos que cuentan una historia de éxito de la ciencia aplicada a la conservación de la biodiversidad, dijo.

En el evento, realizado en el Auditorio Nicolaita del Centro Cultural Universitario, se entregaron tres reconocimientos: uno al investigador fundador de dicho programa, adscrito al Instituto de Investigaciones sobre Recursos Naturales de la UMSNH, Javier Alvarado Díaz; y a las dos comunidades involucradas en el mismo: Gerardo Lozano representante de Maruata e Iván Díaz por la comunidad de Colola.

Ricardo Luna García, secretario de Urbanismo y Medio Ambiente, quien acudió con la representación del gobernador Silvano Aureoles Conejo, afirmó que Michoacán es un santuario de especie animales y botánicas, cuyos ecosistemas son responsabilidad de todos los actores sociales.

Añadió que gracias al trabajo de la Casa de Hidalgo y sus investigadores, hoy en coordinación con las autoridades y las comunidades del Estado, se mantienen 187 kilómetros de costa protegidos de depredadores de la tortuga marina.

Afirmó que el reordenamiento ecológico de la región Sierra Costa de Michoacán no se verá afectado por el asentamiento de la Zona Económica Especial en el Puerto de Lázaro Cárdenas.

Acompañaron el inicio de esta jornada de trabajo en Primera Reunión Internacional sobre Tortuga Marinas del Pacífico Oriental y la 4° Reunión Nacional sobre Biología y Conservación de Tortugas en México, la directora del INIRENA, Alma Lilia Fuentes Farías; Carlos Tena Morelos, director de la Facultad de Biología de la UMSNH; Ireri Suazo Ortuño, coordinadora de la Investigación Científica; Rosa Elva del Río Torres, coordinadora general de Estudios de Posgrado; Adriana Laura Sartí Martínez, titular de la Dirección de Especies Prioritarias para la Conservación, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas; Mauro Ramón Ballesteros, delegado de la SEMARNAT; Roberto Pérez Medrano, director de la comisión Forestal del Estado; y Marco Tulio Campos Vargas, quien acudió con la representación del Ayuntamiento de Morelia.